17 de Junio de 2015
Los 500 años de las villas históricas de Cuba
La mayor de las Antillas se encuentra atravesando los cinco siglos de algunas de sus principales ciudades, una excusa perfecta para visitarlas y reencontrar con este gran país.


Por Ignacio Stábile

Quien piensa en Cuba, casi como una lógica indiscutible, piensa en celebración.

La vida de los cubanos, su día a día, su posición ante quien llega a la isla por primera vez, transmite un sentimiento festivo.

Y la celebración, últimamente, adquiere cuestión de Estado, ya que en los últimos dos años, 4 de las 7 ciudades históricas de Cuba celebraron los 500 años de su fundación.

Exhibiciones, desfiles, conciertos en vivo y diversos eventos fueron el deleite de cubanos y cubanas durante días.

El puntapié inicial en los festejos lo dio en el 2011 la ciudad de Baracoa, que fue la primera villa fundada en territorio cubano por el Adelantado español Diego Velázquez Cuéllar. La más oriental de las playas de la isla y, seguramente, una de las más bonitas, ostenta la famosa “Cruz de la Parra”, traída por el mismísimo Cristóbal Colón en su primera incursión, como rememorando y acercando ese medio milenio que ya pasó.

En poco más de un año, se dieron una buena cantidad de aniversarios de algunas de las históricas villas. El 5 de noviembre del 2013 fue el turno de San Salvador de Bayamo, capital de la provincia de Granma.

No solo se destaca por ser la localidad en donde nació el patriota Carlos Manuel de Céspedes, sino que también se dieron aquí importantes sucesos asociados al proceso independentista cubano, como la entonación del himno nacional por primera vez en 1868, que incluye una mención a su heroica población, ya que, liderados por Perucho Figueredo y para evitar caer ante los ejércitos peninsulares, los bayameses decidieron la quema de la ciudad el 12 de enero de 1869.

En su agradable plaza central, los visitantes podrán admirar la tradicional arquitectura bayamesa y visitar la casa natal de Céspedes, así como también realizar un paseo en los tradicionales carruajes que circulan por sus calles.

Un dato no menor: Pablo Milanés, uno de los principales exponentes de la “nueva trova cubana” nació en esta ciudad.

A partir del 12 de enero del 2014, fecha oficial de su fundación, la ciudad de Trinidad celebró durante toda la semana sus 500 años, en la provincia de Sancti Spíritus.

Esta bellísima localidad colonial es uno de los puntos más visitados en Cuba: sus calles adoquinadas, edificios históricos altamente conservados, enclavados al pie de la serranía del Escambray, hacen de Trinidad parte del Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO.

Fue la tercera villa que fundó Velázquez en su incursión. Un completo panorama se puede apreciar visitando algunos de los museos que se encuentran en el área histórica central: el Museo de Historia, el Museo Romántico y el Museo de Arquitectura Colonial. A escasos metros de la Iglesia de la Santísima Trinidad se encuentran las escalinatas que conducen a la Casa de la Música y que conforman un lugar tradicional de reunión de los trinitarios y los turistas, y una oportunidad inmejorable para escuchar son, chachachá, trova y disfrutar algún trago.

Pocos días después, le tocó llevar adelante los festejos a Camagüey, la capital de la provincia homónima, el 2 de febrero del 2014. Mezcla dentro de su acervo cultural y arquitectónico lo histórico con lo contemporáneo, con el orgullo a cuestas de haber sido la cuna de dos personajes notorios en la vida política e intelectual de Cuba: el poeta Nicolás Guillén y el líder independentista Ignacio Agramonte, cuya casa natal puede visitarse.

Tanto en este museo, como en el Parque Agramonte y en buena parte del centro histórico de Camagüey se pueden apreciar grandes tinajas de barro cocido, características de la región (no por nada, se suele llamar a Camagüey “la ciudad de las tinajas”). Su presencia se debe a las recurrentes sequías que azotaban, incluso hasta el día de hoy, la provincia. Mediante estas enormes tinajas, se recolectaba y guardaba el agua de lluvia para disponer de la misma ante posibles momentos críticos.

El tercer y último quincentenario durante el 2014 fue para Sancti Spíritus, el 4 de junio, ciudad cabecera de la provincia del mismo nombre. Fue fundada por el mencionado Adelantado en las orillas del río Tuinucú, en un sitio que dista 8 kilómetros de su actual emplazamiento.

Fue en 1522 que Sancti Spíritus se trasladó a donde hoy se la encuentra. De aquellos primeros años de vida datan la Iglesia Parroquial Mayor y el pintoresco puente que cruza el río Yayabo, conformando una agradable postal del pasado histórico espirituano.

Quedan pocas semanas para el quingentésimo aniversario de Santiago de Cuba (el 25 de julio del presente año). Teniendo en cuenta que es la segunda ciudad más importante de Cuba y la antigua capital, sumada a los eventos de la Revolución Cubana que aquí sucedieron, el acontecimiento se presenta más que prometedor.

Para la última de las villas fundadas, La Habana, y la culminación de esta serie de grandes festejos, habrá que esperar hasta 1519.






 


 



© Copyright 2007-2020 Todoparaviajar.com | Todos los derechos reservados